¿Qué diferencia hay entre la influenza y un resfriado?

¿Qué diferencia hay entre la influenza y un resfriado?

Con frecuencia los síntomas de la influenza y el resfrío se confunden. Conoce cómo diferenciarlos y cuáles son sus tratamientos.

Foto validador

Contenido validado por

Dr. Felipe Collante

Médico General de IntegraMédica

¿Has presentado tos, congestión nasal y dolor de cabeza? Si este es tu caso, es probable que te hayas contagiado con algún virus respiratorio. Durante los meses de otoño e invierno es común que las personas se enfermen con estas patologías, sin embargo, a veces resulta difícil diferenciar si lo que tenemos es influenza, un resfrío común o la presencia de otros virus.

Aunque parecieran tener la misma sintomatología, la influenza y el resfriado son dos virus de diferente origen que pueden atacar a tu organismo. Por tanto, su tratamiento podría ser distinto. Para que sepas cómo actuar frente a estas dos enfermedades y conocer sus diferencias, en el siguiente artículo de nuestro blog Cuida tu salud con IntegraMédica te lo explicaremos en detalle.

Diferencias entre influenza y resfrío

Durante la temporada invernal y algunos meses previo a ella, existe una mayor circulación de enfermedades respiratorias, dado que el frío provoca que tus mucosas de la vía aérea alta disminuyan su capacidad defensiva.

Mientras la influenza es causada por el virus de la influenza y sus síntomas son más intensos, los resfríos comunes pueden tener su origen en varios tipos de virus, generalmente los asociados a la familia de los rinovirus, presentando síntomas más leves y que no generan grandes complicaciones.

Es importante señalar que gracias a la vacunación tanto de la influenza como del Covid-19, la sintomatología asociada a estas infecciones al ser de moderada a leve puede ser confundida con un resfrío común.

Un adulto con el virus de la influenza puede contagiar a una persona sana desde un día antes que sienta los síntomas y hasta cinco a siete días después de enfermarse. Siendo los 3 primeros días los más contagiosos.

Un resfrío común tiene una duración aproximada de 7 a 10 días, aunque en algunos casos los síntomas como la congestión nasal podrían extenderse un poco más. Al igual que la influenza, entre el segundo y tercer día son los que más tienes probabilidad de contagiar a otras personas.

Síntomas de las enfermedades respiratorias

Las enfermedades provocadas por virus como la influenza, el adenovirus, coronavirus, rinovirus y la parainfluenza aun cuando sus orígenes son distintos, pueden compartir un conjunto de características y síntomas similares entre ellos.

A nivel general, la diferencia más clara entre la influenza y el resfrío es la intensidad de sus síntomas. Por un lado, el resfrío es leve, tiene una duración más corta y sus síntomas llegan de forma gradual.

Por el contrario de la influenza, que es debilitante, se caracteriza por la falta de fuerza o energías y un dolor muscular generalizado, que provoca fiebre y la sintomatología aparece de forma súbita.

Síntomas en común de la influenza y el resfrío

  • Congestión nasal
  • Dolor de garganta y cabeza
  • Tos (seca o con expectoración)
  • Pérdida del apetito.

¿Cuáles son los síntomas de la influenza?

Una de las principales características que debes tener presente en el caso de la influenza es que sus síntomas aparecen de repente, son más severos y pueden durar entre una a dos semanas. Entre los principales malestares que podrás sentir si estás contagiado con el virus de la influenza es:

  • Fiebre moderada o alta
  • Dolores musculares moderados o intensos
  • Escalofríos
  • Fatiga
  • Falta de fuerza
  • En algunos casos dificultad para respirar.

¿Cuáles son los síntomas del resfrío?

Para el caso del resfrío común, los síntomas aparecerán de forma gradual y mucho más leves. Pudiendo durar entre 2 a 4 días, algunos de estos síntomas:

  • No provoca fiebre, pero en caso de hacerlo esta es baja
  • Cansancio y malestar general leve
  • Pérdida del sentido del olfato y gusto, debido a la congestión nasal abundante
  • Estornudos

Enfermedades respiratorias en niños

Para el caso de los niños y niñas, sobre todo en los menores de dos años, si tiene fiebre persistente por más de 72 horas o dificultad para respirar (se le hunden las costillas, le silba el pecho o tiene los labios morados) es preferible que recurras a su pediatra y, si tiene los últimos síntomas, los lleves a un servicio de urgencias, para que evalúe su estado.

Durante el invierno circulan otros virus como el respiratorio sincicial que los afectan de manera mucho más grave que a los adultos. Recuerda que puedes mitigar algunos de los síntomas brindándole diferentes líquidos y manejando la fiebre.

Diagnóstico y tratamiento

Para ambas infecciones virales el tratamiento es bastante similar. En general, en el caso del resfriado común, las personas pueden seguir haciendo su vida normal sin la necesidad de tomar medicamentos.

En cambio, con la influenza algunas personas pueden requerir reposo, el que debe evaluarse caso a caso. Para ello es importante que si tienes algunos de los síntomas descritos, acudas a una hora de Medicina General.

Para ambos cuadros infecciosos, la hidratación adecuada cumple un rol fundamental para aliviar los síntomas. Del mismo modo, nuestro equipo de médicos generales sugiere que puedes:

  • Tomar analgésicos y antipiréticos, como el paracetamol, esto te ayudará a bajar la fiebre y mermar los distintos dolores
  • Practica aseos nasales, con ellos aliviarás la congestión
  • Consume abundantes líquidos como agua, jugos y sopas. Conoce los 4 beneficios de tomar agua.
Simbolo de alerta

¿Se pueden tomar antibióticos si estoy resfriado?

Tomar antibióticos para la influenza o el resfrío es una mala idea, debido a que su función es atacar bacterias y no virus, por lo que no mejorará el cuadro.

En este sentido, es importante que no te automediques con fármacos que son recetados exclusivamente por un especialista, pues podrías desarrollar otro tipo de enfermedades.

Grupos de mayor cuidado con la influenza

La influenza puede ser particularmente grave en los adultos mayores, embarazadas, pacientes con enfermedades crónicas, o con el sistema inmune debilitado por enfermedades como el cáncer, VIH o por tratamientos médicos como los trasplantes de órganos.

Por lo cual, si estás dentro de estos grupos de riesgo, es importante que siempre te vacunes todos los inviernos en las fechas que el Ministerio de Salud informa. Así disminuyes las probabilidades de desarrollar la enfermedad con síntomas más graves y complicaciones como la neumonía.

Medidas de prevención

Hay que recordar que la influenza grave es una enfermedad prevenible, por lo cual, si tienes factores de riesgo, debes vacunarte anualmente en las fechas que informa el Ministerio de Salud.

Bajo este contexto, existen diferentes acciones preventivas que puedes hacer en el día a día para disminuir las probabilidades de contagiarte con ambas enfermedades. Algunos consejos son:

  • Una de las principales vías de contagio son las manos, por lo que, lavarlas frecuentemente es la medida preventiva por excelencia
  • Si tienes síntomas respiratorios, usa mascarilla, aislante de multitudes y personas con factores de riesgo de enfermedad grave
  • Evita acercarte a personas contagiadas y, en caso de que debas tener contacto, procura ocupar mascarillas desechables
  • Teniendo en cuenta que los virus mutan cada cierto tiempo, vacunarse contra la influenza y el coronavirus disminuirá las probabilidades de contagiarse de forma grave de los virus respiratorios.

El diagnóstico profesional en IntegraMédica

Recibe el diagnóstico y tratamiento que necesitas para el resfrío o la influenza junto a nuestros Médicos Generales y Pediatras.

En nuestros centros médicos o por Telemedicina Blua accede a la atención médica de calidad que mereces. Conoce los convenios y beneficios que tenemos para ti.

Última actualización: 20 de Mayo de 2024