Este examen mide el grosor de la córnea, por medio del ultrasonido. Este es un examen de vital importancia a la hora de terminar si el paciente es candidato para cirugía refractiva, ya que un grosor disminuido podría impedir la realización de la cirugía LASIK. En la actualidad este tipo de examen también se está solicitando para corroborar la presión intraocular en pacientes con glaucoma.

Encuentra un Centro Médico

Reservar una Hora

Contáctanos