Nos referimos a la reposición de dientes, ya sean únicos o múltiples, mediante la utilización de implantes óseo integrados en los maxilares, los que una vez rehabilitados, entregan gran satisfacción a nuestros pacientes.

Otra de sus ventajas, es la detención del proceso de reabsorción que se observa en las zonas de los maxilares sin piezas dentarias y, además, los implantes óseo integrados evitan las mutilaciones dentarias requeridas para otros tratamientos de reemplazo de dientes ausentes.

Los implantes óseo integrados son un excelente complemento para mejorar la funcionalidad de las prótesis removibles, lo que permite aumentar la calidad de vida de los pacientes a través de una mejor mordida. También se ve una notoria mejoría en los resultados estéticos, que permite que los pacientes tengan una mejor calidad de vida.

Encuentra un Centro Médico

Reservar una Hora

Contáctanos